Oscar Delarroca: "Era un clásico hermoso"

17.08.2017

Goleador implacable de Aldosivi entre 1989 y 1994 y verdugo de su rival, Oscar Delarroca era el entrenador del "Tiburón" en el último clásico con Alvarado.  recordó lo sucedido ese día de hace 20 años. 

Oscar Delarroca es sinónimo de gol en Aldosivi. Un referente ineludible de una etapa fructífera del elenco del puerto. Con una trayectoria que comenzó en Rosario Central y que pasó por Banfield de Buenos Aires, Tigre, Estudiantes de Caseros además de varios equipos de Mar del Plata, finalizó su carrera en el "Tiburón" con la cuota goleadora que lo caracterizó. Fue "verdugo" de Alvarado en varias ocasiones. Pero hace 20 años, era el entrenador de Aldosivi en aquel último clásico jugado en cancha de River.

En diálogo con 0223, el exdelantero recordó: "Fue un desastre...me acuerdo perfectamente. Di Salvo (árbitro) dijo que lo suspendía y después dio marcha atrás. Y nos dieron el partido por perdido. Aldosivi no se quiso retirar. No estaban dadas las garantías. Le dije que no podía arriesgar a los chicos, que tenían entre 17 y 18 años. No se hizo responsable de la situación entonces decidimos no salira jugar", rememoró.

Delarroca dejó en claro que lo vivido en esa tarde de gases lacrimógenos y piedras, fue grave: "entramos a la cancha con un policía, que se paró delante del banco de suplentes de Alvarado, y un tipo desde arriba le tira un pedazo de mampostería en la cabeza. Todos nos corrimos para la mitad de la cancha. Se lo llevaron muy lastimado. Nos llamó el árbitro y dijo ´vamos a jugar´. Y se armó una pedrada...", contó.

"Cuando salimos del vestuario, nos subimos a un micro y nos ubicamos con los bolsos contra los vidrios debajo de los asientos. El policía agredido fue quien nos logró sacar de ahí. Yo le dije ´¿qué hacés acá todo lastimado, estás loco?´. ´Vamos, vamos que los saco...´. Fue demencial", aseveró el por entonces director técnico.