en-FECHA 15 Tigre le ganó a Aldosivi con un penal en el descuento

24/07/2017

Le costó a Tigre, es cierto. Tuvo un hombre de más por más de 45 minutos, pero aún así parecía que no iba a poder vulnerar al complicado Aldosivi. Sin embargo, cuando la llama del partido se extinguía, Carlos Luna apareció para transformar un dudoso penal en gol, poner el 2 a 1 y así darle al conjunto de Victoria tres puntos importantísimos que lo dejan -con un partido menos- entre los primeros diez equipos del torneo antes del receso por la Copa América.

Está más que claro que Tigre es un equipo que juega con el "ADN Alfaro". Si bien está en Victoria hace menos de un año, el DT ya logró darle su impronta al equipo. No luce, es cierto, y tampoco tiene transiciones rápidas, pero con un esquema prolijo y conservador le alcanza. Eso, al menos, sucedió ayer durante el primer tiempo del encuentro ante Aldosivi, en el que en la única jugada de real peligro que pudo hilvanar, Carlos Luna puso el 1-0, tras una gran combinación con Marcelo Larrondo.

A Tigre se le podrán reprochar varias cosas, como que un talentoso como Lucas Wilchez quede encajonado en la banda izquierda, sin libertad para que pueda entrar en contacto con la pelota. Pero el sacrificio del volante se entiende desde el planteo de Alfaro: ante el peligro que pueden generar las subidas de Pablo Lugüercio, el entrenador decidió ubicar allí a Wilchez para que a su arco no llegara peligro. Y le dio resultado.

El local fue práctico durante esos primeros 45 minutos, en los que las llegadas no abundaron. Es que además del golazo de Luna, solo José Sand tuvo una chance clara para llegar al empate. Más allá de no llevar peligro al arco de Javier García, la propuesta de los marplatenses fue buena, con tres delanteros buscando lastimar a su rival, aunque a todos ellos les faltó picante en los últimos metros.

El segundo tiempo se inició con Aldosivi condicionado, ya que en los últimos minutos de la primera parte Jonathan Galván vio la tarjeta roja, por lo que el visitante tuvo que reinventarse. Y lejos de que Tigre impusiera su juego, los dirigidos por Fernando Quiroz reaccionaron y llegaron a la igualdad gracias a un tanto de Sand, en clara posición adelantada, que el línea Diego Martín no sancionó.

Con el empate, Tigre tuvo un dilema: con un hombre de más en cancha y el 1-1 en el marcador, se vio obligado a atacar. Pero claro, los de Alfaro no se sienten cómodos con ese papel, por lo que la ventaja numérica no se notó. Así y todo, el entrenador quemó las naves y puso a Alexis Castro para acompañar a Wilchez. Del otro lado, Quiroz intentó cerrar el partido al sacar a un delantero (Roger Martínez) y hacer ingresar a un defensor (Guillermo Ortiz). Sin embargo, cuando el empate parecía inamovible, Fernando Rapallini sancionó un dudoso penal de Matías Lequi, que tocó la pelota con la mano, aunque sin intención. Poco le importó a Luna, que cerró su gran noche con el 2-1, para que todo Tigre festejara.